jueves, 3 de febrero de 2011

CAUTELA ESPERANZADORA


Con cautela. No puedo recibir la noticia de otra manera. Según anuncia en plan bombazo hoy Heraldo de Aragon, la realeza de Dubai pretende comprar el Real Zaragoza y se puede hacer efectivo todo entre el 15 y el 22 de este mes.
Indudablemente, es una buena noticia. El club de nuestros amores que mal preside el albañil llamado Agapito no puede ir a peor y la única solución para su supervivencia es quitárselo de las manos. Ahora bien, a pesar de la ilusión que nos genera ver ejemplos como el del Manchester City y la posibilidad de que los petrodólares devuelvan a nuestro equipo donde se merece, no olvidemos que para estos nuevos inversores esta historia puede ser un pasatiempo, un juguete, y ya sabemos lo que suele pasar cuando un niño se aburre y se cansa de un juguete que ya no le divierte...
Quiero ser optimista. Insisto en que la noticia es positiva, y más cuando hay gente detrás como Xavi Aguado o Gustavo Poyet, zaragocistas contrastados.

3 comentarios:

alcorze dijo...

Uff, a mí no me apasiona la compra del club por parte de esta gente por los mismos motivos que tú dices. En cualquier caso, si no lo coge alguien ahora, desaparecerá irremediablemente.

Si esta operación permite sanear el club y volverlo a donde siempre debió estar creo que será bueno.

Aunque luego vendan el club siempre podremos entrar los socios y tratar al Real Zaragoza como se merece.

Mr. Le Mans dijo...

Estoy de acuerdo amigo Alcorze, como dices, a peor no se puede ir y si el albañil éste sigue a los mandos del club nos vamos irremediablemente a la mierda. Con esta gente al menos ganaremos tiempo, una inyección económica y el beneficio de la duda, algo que no tenemos en estos momentos.

Angelillo dijo...

Me sorprende lo bien que le ha sentado al ZGZ la llegada de Aguirre, yo es que no le podía ni ver. Aunque me pasa como a vosotros, tengo claro que el cáncer no está en el banquillo, está sentado en el palco, pero no es el señor que produce películas, es el Gil Jr que está en la sombra y es el que maneja, hace y deshace.
Es una lástima, entre la liga que no tiene gracia porque no está igualada y los equipos que están medio en quiebra, el fútbol no tiene gracia alguna, salvo que seas del binomio Madrid-Barça.
Opino igual, cuidado con los inversores extranjeros, que al fin y al cabo son eso, inversores, no son hinchas ni sienten los colores.