jueves, 8 de abril de 2010

ELIGIENDO ENEMIGO


Si a cualquiera de nosotros nos dijeran que la mafia rusa, la italiana, el narcotráfico de andar por casa y el de champions league (colombiano y mexicano), ETA y algún otro grupo terrorista más, los nostálgicos de Pinochet y demás perlas variopintas... tuvieran nuestra foto dentro de sus enemigos más buscados, no estaríamos muy tranquilos, ¿verdad?.
¡Vaya enemigos!, cualquiera de ellos tiene la infraestructura necesaria para eliminarte de cualquier manera, desde la más silenciosa y discreta hasta la más sonada de las gordas. Hace falta echarle narices para vivir "tranquilamente" con toda esta tropa acechando tu espalda.
No sé si el juez Garzón tendrá esta sensación, pero estoy seguro que después de enfrentarse a lo más granado del crimen organizado y terrorismo internacional pocas cosas le pueden sorprender a la hora de buscar nuevos retos. No obstante no ha sido ninguno de éstos los que se lo han "llevado por delante" y los que más cerca están de acabar con él. Resulta que en el justo momento que el "Súperjuez" ha metido las narices en los asuntillos y corruptelas de los peperos, y a mover tierra con los crímenes del franquismo (algo que según mi opinión, está fuera de lugar a estas alturas), el héroe se ha convertido en villano. Un grupúsculo de fachas lo ha conseguido llevar a los tribunales, con el aliento del PP a quien le viene de perlas que el juez deje de revolver en sus "Gurteles" y le oculte protagonismo a los bigotes, Correas y demás golfos vinculados a la gaviota. No sé como acabará, pero es evidente que hay posibilidades de que lo quiten del medio e incluso de que lo condenen.
Justicia implacable, con dos cojones. Opino que sí que es posible que Garzón haya querido ser más protagonista y mediático de lo que le corresponde y que en algún momento se le haya ido la pinza a la hora de embarcarse en alguna que otra causa, pero de ahí a procesarlo sin tener en cuenta todo el servicio y bien que ha hecho por este país, va un abismo. No se merece ésto. Da asco ver a los politicuchos que antes le adoraban y ensalzaban darle vilmente la espalda o clavarle puñales traperos en el momento que han visto su cortijo amenazado. Pero esto es España, amigos.
No sé si algún día me tocará tener algún enemigo, pero visto lo visto, espero que no sea pepero ni ultra-facha-nacional porque , a las pruebas me remito, tienen tentáculos que llegan donde no llegan ni los mafiosos, narcos o terroristas.

5 comentarios:

alcorze dijo...

Suscribo tu post al cien por cien. Nunca me cayó bien este superjuez pero lo que le ha pasado es alucinante.

En menudo pais vivimos, qué gente, cuánto rencor y envidia y qué pedazo de sistema judicial, "pa mear y no echar gota".

Sonix dijo...

YO también suscribo tu post. No soy fan precisamente de Garzón, pero no entiendo esta demonización que le están haciendo ahora mismo. Los mismos medios que cantaban sus alabanzas hace unos meses ahora narran la crónica de su descenso a los infiernos. No lo entiendo, de verdad, y espero no tener nunca enemigos tan implacables, como bien dices. :(

Angelillo dijo...

Veo que estamos todos de acuerdo, es un juez que a la vez hace cosas grandes, especialmente contra ETA, y a la vez acapara demasiado protagonismo (algún macro-caso que ha empezado él luego ha resultado ser nada, como cuando fue a por el presidente de la ONCE, Miguel Durán), y que resulte que sean unos grupos de extrema derecha los que le paren los pies, me parece sorprendente.
Con la extrema derecha hemos topado, Sancho.

Santi dijo...

Lo he dicho miles de veces pero "La justicia en este país es un cachondeo".

Gentuza de m....

Tani dijo...

Es un tema super delicado el del juez Garzón, no lo conozco al detalle pero me parece el colmo que gente con ideología ultraderechista sea quien lo esté juzgando. Como mexicana y con tremendos errores en nuestro sistema de impartición y procuración de justicia no debo hablar de la paja en el ojo del vecino...
Un beso