lunes, 13 de julio de 2009

COSAS DE GENIOS

La muerte de Michael Jackson me ha traído muchos recuerdos de otro acontecimiento similar ocurrido hace ya 18 años: la muerte de Freddie Mercury. Para mí sólo una diferencia, que Freddie era (y es) mi inigualable ídolo musical.
He de reconocer que Jackson ha sido único e inimitable - cualidades que hacen que los mitos sean eso, mitos y perduren no sólo en el recuerdo de sus fans, haciéndose además un hueco en la mismísima historia - Pero nunca ha estado en mi top ten de favoritos, siéndo éste ocupado exclusivamente por rockeros. Eso sí, grababa sus vídeos (inigualable "Smooth Criminal") y escuchaba sus canciones con el respeto que se merecen los grandes aunque no pertenezcan al olimpo de uno.
Freddie fue algo especial. Le dediqué mi primer post de este blog, en el que trato de resumir una pequeñísima parte de lo que para mí suponía escuchar canciones de Queen. Por eso, aunque yo jamás derramé una sola lágrima por él y mi vida continuó tal cual, entiendo a aquellos que lamentan la pérdida de un ídolo como si fuera uno de su familia. Al fin y al cabo, pueden llegar a pertenecer tanto a tu vida que si se van, se va algo de ti.
Jamás valoraré las andanzas personales de uno y otro - muy dispares, por cierto - o lo que como seres humanos, de manera privada, hacían o dejaban de hacer. A mí no me afectan, como a cualquier fan de cualquier ídolo. Me quedo con su grandeza.
Por último, me apunto a un pequeño homenaje a ambos, recordando una grabación que realizaron juntos en los inicios de los 80.

2 comentarios:

Santi dijo...

A mí los dos me gustaban mucho, la verdad. Esa voz de Freddie Mercury impresionante y el estilo de Michael iniagualable. Descansen en paz.

NoSoloZaragoza dijo...

Freddy era el mejor, precisamente estos días iba por la calle con una camiseta de Queen, y tambien he visto hace poco en dvd el concierto tributo en Wembley.

Saludos y gracias por comentar.

Psycho ZGZ