martes, 21 de abril de 2009

PREGUNTAS


¿Cómo es posible que en un país autoconsiderado paradigma de la democracia, estado de derecho y demás bombos, se dé el hecho de que cuatro criajos chandaleros lleven de culo a la policía, juzgados y a toda una sociedad?

Me refiero al caso Marta del Castillo. Desde que la chica desapareció, pasaron unos veinte días hasta que cantó el ínclito Miguel Carcaño. Implicaron al no menos célebre Cuco y a un grupeto de adolescentes de, digamos, dudosa credibilidad. A base de mentiras y contradicciones se ha dragado el Guadalquivir, días intensos de búsqueda por parte de todo tipo de fuerzas de seguridad hasta remover todo un vertedero... para nada. Los chavales se deben estar descojonando de ver como los guardianes del mencionado "Estado de derecho" revuelven la mierda (Literal)... para nada. Lo que se podría denominar toda una tomadura de pelo.

Ante esto, ¿qué seguridad me ofrece mi país?¿qué confianza puedo tener en la justicia?¿quién me defiende ante cualquier agresión, sea cual sea?... cuando... Cuatro mierdas de críos se están riendo de todos y están dejando en ridículo a todas las instituciones que velan (a priori) por defenderme a mí y al resto de españoles.

¿Es que no hay métodos, digamos, más "eficaces" para hacer cantar a estos mamarrachos? Que sí, que somos la polla de demócratas y vivimos en un mundo feliz donde estas cosas no pasan y somos más papistas que el Papa... pero ¿no es ésto demasiado grotesco hasta para el país de Oz?¿Y qué pasará cuando los que no quieran cantar sean una banda organizada de mafiosos, por ejemplo?¿No estará sucediendo ésto último ya? ¿Que realmente seamos tan poco eficaces y estemos tan maniatados que aquí cualquiera que se instale con intenciones de joder al prójimo campe a sus anchas?¿Explica tal desastre que la mayoría de bandas de delincuentes busquen en España sus centros estratégicos para sus actividades? Además, si unimos a todo ésto el caos que reina en la Justicia, con Santiagos del Valle en la calle por error, con el jefe de la banda que forró a hostias a José Luis Moreno en la calle por otro error, ¿qué imagen me presenta la justicia y la seguridad en mi país?

¿Y si me cambio de bando?

3 comentarios:

Santi dijo...

Igual yo soy muy bestia, mi madre me dice que en estos caso lo soy, pero encerrar a Miguel C. con dos polis de 1.90m con ganas de dar ostias hasta que se cansen creo que sería efectivo.

Otro caso, el jefe de policía de Coslada ya está en la puta calle. La justicia está hecha para el delincuente y no para los que nos consideramos buenos ciudadanos. Hace mucho que no creo en la justicia en este país.

Mr. Le Mans dijo...

Totalmente de acuerdo, Santi.

angelillo dijo...

Lo del jefe de la poli de Coslada me da mucho miedo, que yo vivo muy cerca...
Lo de estos chavales es de vergüenza, la ley muchas veces convierte en atenuantes hechos que deberían ser agravantes. Está claro que la ley está mal cuando entre la gente hay sentimiento de injusticia.