lunes, 9 de marzo de 2009

CIUDAD DE CIUDADES


Cuando visito una ciudad que no es la mía y a la hora de evaluarla, tengo en cuenta 3 cosas: Su belleza, su gente y su historia. Ante la propuesta de esta semana del amigo Estresato, mi elección es Madrid. Posiblemente haya ciudades más bellas, con gente más simpática y con historias más conmovedoras, pero que aglutine los tres criterios con tanta homogeneidad como la Capital de nuestro país, pocas.

El paseo iniciado en la Puerta del Sol, hacia la Plaza Mayor, bajando hasta la Plaza de Oriente, Palacio Real, Plaza España, Gran Vía, Puerta de Alcalá, Retiro ... te garantiza hermosos rincones cargadísimos de historia e historias. El levantamiento del 2 de Mayo de 1808, los literatos del siglo XVII, el "Madrid del No Pasarán" durante la Guerra Civil, El decrépito Franco de la Plaza de Oriente en su último discurso, Tejero y los suyos armándola en la Carrera de S. Jerónimo, todas ellas se pueden vivir si consigues dejarte seducir por el encanto de esas calles y de los lugares donde se produjeron. Por sus barrios de siempre se encuentran los madrileños de verdad, los que protagonizaron y padecieron todas esas hazañas. Gente dispuesta siempre a todo, con la chulería y el desparpajo que les ha caracterizado. Con la inmensa bondad del chulapo arrogante pero noble y, especialmente, la que yo más valoro: la paciencia. Todo pasa en Madrid, lo bueno y lo malo y para ésto último, no todo el mundo tiene las mismas tragaderas. Los atascos de allí son los más insufribles que he conocido. Todas las manifas que cualquier colectivo quiere organizar, las hacen allí con el consiguiente perjuicio para todo bicho viviente madrileño que quiera continuar con su vida, y tantos y tantos ejemplos.

Por eso, no tengo duda. Admiro Madrid por encima de cualquier otra ciudad española, exceptuando a la mía. Eso sí, como yo no tengo ni la capacidad de sufrimiento ni la paciencia necesaria, ni soy del Real Madrid ni del Atleti, prefiero disfrutarla tan solo de visita...

7 comentarios:

Conde de Montecristo dijo...

Me alegra que hayamos coincidido. Tienes buen gusto, sí señor.

estresato dijo...

Idem de mi comentario en el blog de Conde....

angelillo dijo...

Según un amigo y compañero de trabajo "Madrid suena a canción de Sabina".
Es agridulce, es bella y fría, es distante. Madrid me gusta cuando corro en ella, cuando cortan el tráfico para que 3000 locos salgamos a correr por sus calles y disfrutemos de los edificios y del aplauso espontáneo de los transeúntes.
Gran verdad en lo que dices sobre "todo pasa en Madrid". Cualquier día te puedes ver cruzándote con un famoso, estorbando en un anuncio que ruedan junto a tu trabajo, escuchando la explosión de una bomba de ETA o envuelto en la mayor manifestación de la historia de España.

Santi dijo...

Como has coincidido con el Conde, digo lo mismo que en su blog. No he tenido oportunidad de visitarla con tiempo y calma, asi que prometo visitarla lo antes que pueda. LLamaré al amigo angelillo para que me lleve de tapas...

angelillo dijo...

Eso está hecho, Santi, y por supuesto cualquiera que quiera venirse, unas tapitas que no falten :-)

Santi dijo...

Angelillo, podías conseguirme unas entraditas para el partido de España en el Bernabéu el sábado, día 28....jajaja

angelillo dijo...

¿Contra quién juega España? Oye, se puede mirar, lo único saber cuando salen a la venta (lugar, hora, todo eso).