jueves, 10 de julio de 2008

CULPABLES!


Al final nos hemos dado cuenta. Aplicando toda la tecnología, modernísima ella, que tenemos en pleno siglo XXI, hemos descubierto la verdadera causa del todo el empandullo del cambio climático. Y no es el consumo desmedido de energía, ni la constante deforestación indiscriminada. Tampoco el despilfarro de agua ni el inevitable super-desarrollo de países en vías como India o China. Por supuesto, nada de culpar a EE UU que se niega a detener su implacable incremento de contaminación, que ya es casi en progresión geométrica. Ninguna responsabilidad, por supuesto, de los países desarrollados, en concreto del G8: Con sus reuniones anuales ya tienen suficiente con prometer y no cumplir, aparte de pasar como de la mierda. Pues no señores, no! El culpable acaba de ser destapado y no es otro (o mejor dicho, otra) que las vacas con sus descomunales pedos. Resulta que con cada ventosidad la vaca destruye no sé cuánto ozono a base de metano, y se echan muchas al día, y hay muchas vacas. Y nosotros sin darnos cuenta! Ha tenido que ser un estudio realizado en Argentina con el máximo derroche tecnológico que ha consistido en meterles un tubo por el culo conectado a un globo gigante donde se iba acumulando cada uno de los super pedos contaminantes que las malvadas vacas se echan de manera totalmente impune. Qué malas! qué poco solidarias! qué políticamente incorrectas! qué falta de conciencia con el medio ambiente! Vergüenza les tenía que dar!


Menos mal que inmediatamente se van a tomar cartas en el asunto. A esas contaminantes vacas se les va a acabar el chollo y, de momento, a dieta! A comer saludables piensos retocados que les proporcione "regularidad". Y como se descuiden, a llevar el globito con el tubo de manera permanente.


Estas vacas!¿ es que no toman ejemplo de los extintos dinosaurios? Seguro que descubrimos en breve que la causa de su extinción fueron los megapedos que se tiraban los brontosaurios. Si uno de estos prehistóricos bichos equivalía en tamaño a 15 vacas, no me quiero imaginar cuando iban flojos de esfínteres la que pudieron liar. Así les fue, seguro que se extinguieron a base de pedos.


Yo , por si acaso, voy a tomar nota y voy a impulsar más si cabe mi conciencia ecológica. Nada de judías con chorizo!... y se acabaron los potajes! Es más, propongo que cuando alguien detecte que el vecino o compañero se bufe en la intimidad, sea denunciado y el tubito por vía rectal con su correspondiente globo en la chepa forme parte de su indumentaria... por pedorro!

1 comentario:

Wildberry dijo...

O_o

Desde luego, es más fácil meterles un tubo por el culo a las vacas, que plantearse otro tipo de cosas, ¿no?