lunes, 9 de junio de 2008

EL ENEMIGO

Recientemente tuve la oportunidad de ver un programa en Antena tres que consistía en observar las reacciones de la gente ante una situación provocada. O sea, una cámara oculta. La situación planteada transcurría en una plaza de Murcia y presentaba a un par de chicas promocionando una marca ficticia de agua llamada "Agua del Ebro". Las reacciones provocadas, y más que previsibles, eran de insulto, de amenazas y demás actitudes bochornosas por parte de la plebe murciana. Recuerdo a un sujeto que cuando le daban a probar el agua en un vaso la derramaba por los suelos iracundo, a otro que aludía que esa "promoción" era una provocación y con el que terminé de troncharme, un indivíduo que decía que él no pagaba un duro por el agua del Ebro, que él la quería gratis. Resumiendo, el resultado que evienció el experimento en cuestión fue la total lavada de coco que los dirigentes peperos murcianos han maquinado sobre sus súbditos, llegando a provocar situaciones de lo más grotescas y de las que , seguro, dichos dirigentes estarán orgullosos.

Se han empeñado. Definitivamente les han dicho a los murcianillos que los maquiavélicos maños somos lo peor y sus enemigos encarnizados en esta recién inventada Guerra del Agua. Para nosotros, desgraciadamente, no es nuevo. Llevamos luchando (y lo que nos queda) decenas de años contra lo mismo y contra distintos territorios, y esta vez , desde hace 8 años, nos han tocado los murcianos y valencianos. De antes vinieron los catalanes y todos (absolutamente todos) los partidos políticos han planteado el trasvase alguna vez. Se ha cogido como costumbre: Cuando una zona o región esquilma sus recursos hídricos y le ve las orejas al lobo, a por el Ebro. Ah! y pobrecito del insolidario aragonés que ose ponerse en contra. Lo dicho, la misma historia de siempre, y desgraciadamente para siempre.

Pero Mr. Le Mans, lejos de arrugarse y vista la cámara oculta y su resultado, está bastante tranquilo al respecto. Puestos a que me declaren la guerra, me encanta que mi enemigo sea tan analfabeto y estúpido como los gualtrapas que salieron la otra noche en el reportaje. Venceremos de nuevo!

No hay comentarios: