lunes, 31 de marzo de 2008

SANGRE OPRESORA


A la hora de calificar a este sujeto, no voy a emplear el socorrido “hijo de puta” por varias razones: Por ser el más empleado cuando se refiere a él la mayoría de la humanidad, por mantener un nivel relativamente correcto en mi humilde blog a la hora de soltar tacos, por guardármelo para otras ocasiones que sí me apetezca de verdad, y fundamentalmente por excluir a su bendita madre de la creación que junto a su padre realizó, y así dejarle todo el mérito de sus maldades en exclusiva.

Fuente Wikipedia, Josep Lluis Carod Rovira es de padre aragonés (guardia civil para más INRI) y madre catalana. Siendo conocedor de este dato aún me sigue estremeciendo más la calaña de este cretino dadas unas frases suyas en plena campaña electoral 2008 en las que aludía a los 300 años que llevaban los españoles “meándose” en Cataluña. Con esto quiero entender que acusa a su padre, a su abuelo, a su abuela y de ahí para arriba a toda su familia paterna de haber miccionado sobre los pobrecitos catalanes, supongo que haciendo referencia a que los han maltratado, reprimido, reducido, esclavizado, extinguido, etc. Conclusión: “Soy Carod. Reniego de mi padre, de la maldita hora en que su madre lo parió, y de la sucia sangre opresora que recorre mis venas.” Acaso no es lo mismo??

Por supuesto, también me doy por aludido. Este tío me ha llamado guarro! Si yo no me meo encima de la gente, por qué me tienen que acusar de ello? Y si lo usa para el símil opresor, cuándo he reprimido yo a un catalán? Cuándo lo ha hecho mi padre? O mi abuelo? Qué idea tiene este capullo de lo que es oprimir a un pueblo? Cómo es posible que alguien en su sano juicio se pueda fiar de él aunque sólo fuera para encargarle comprar tabaco? Y ya de paso… Os lo imagináis con un traje militar, su mostachito, unas gafas negras y mirada al frente? Con grandes banderas, puños o manos en alto (me da igual) cantando himnos siempre con la palabra “libertad” en su boca ( es común a todos)? O sea, un puto dictador. Pues yo sí. De tener los medios y localizado en el lugar y tiempo apropiados, no dudo que este individuo haría el papel perfectamente. Se dan todas las circunstancias solamente escuchando cualquier discurso suyo y las constantes opresiones que allí en Cataluña SÍ sufre cualquier españolito que aterriza con ganas de buscarse la vida. Opresiones que no vienen del pueblo, de la calle, de la gente, no. Vienen de esa miserable cuadra de politicuchos a la cual el Carod y sus adláteres pertenecen. Opresiones que arrinconan el castellano, que condicionan el día a día y que dificulta la vida incluso a los catalanes más catalanes con más sangre catalana que hay. Sangre más catalana que la aragonesa de Carod. Sangre de buena gente.

Cuantos amigos catalanes, buenas personas… cómo me acuerdo de vosotros cuando este mal bicho sale mancillando vuestra identidad haciéndola suya y lo que es peor, excluyendo de dicha identidad a quien no piensa como él.

No hay comentarios: